Sobre la paga del 18 de julio

 

¡Qué día que llevo con los bancos! Todas las entidades a tope. Cuando ya me toca el turno pregunto al cajero, ¿qué es lo que sucede? y su contestación me deja asombrado: ¡son los votantes de izquierdas que están devolviendo la paga del 18 de Julio, por ser memoria histórica Franquista!

Circula por las redes sociales este post sobre la paga extra de julio, y no van desencaminados sus autores en cuanto al origen, pues si buscamos la hemeroteca encontramos en el ABC lo siguiente:

Franco decidió abonar una gratificación equivalente al salario de una semana el 18 de julio de 1947, día del alzamiento nacional, paga que se ha mantenido hasta ahora
La paga extra de verano que han cobrado la mayoría de los trabajadores a finales de junio en nuestro país tiene su origen en una gratificación concedida por el dictador Francisco Franco en 1947 y que, con notables variaciones, se ha mantenido hasta nuestros días.
El Generalísimo dispuso el 15 de julio de 1947 que los trabajadores recibirían «el día laborable inmediatamente anterior al 18 de julio, fiesta de la Exaltación del Trabajo, una gratificación equivalente a la retribución de una semana». Conocida popularmente durante muchos años como la «paga del 18 de julio», servía también para conmemorar el alzamiento nacional de 1936.
El 24 de diciembre de 1944, en la España de la autarquía y de las cartillas de racionamiento, se publicó en el BOE una Orden ministerial por la que se disponía que se pagara «al personal de industrias no reglamentadas una gratificación equivalente a la retribución de una semana para solemnizar las fiestas de Navidad.» Firmaba la orden José Antonio Girón de Velasco, el León de Fuengirola, a la sazón Ministro de Trabajo que, décadas después, sería uno de los más firmes oponentes a la Ley para la Reforma Política (piedra angular de la Transición, aprobada en referéndum con un 94,2% de votos a favor).
Durante la Transición, la «paga del 18 de julio» se trasladó a finales de junio, supuestamente para conmemorar la onomástica de Don Juan Carlos I (24 de junio).
Esta «paga del 18 de julio» fue una copia de la «paga o aguinaldo de Navidad» aprobada por Franco tres años antes para compensar el fuerte encarecimiento del nivel de vida en 1944 en una España que sufría el hambre de la postguerra y para que los trabajadores pudieran hacer frente a los gastos de Navidad. La gratificación era también equivalente al salario de una semana.
En el BOE del 9 de diciembre de 1945, esta gratificación se estableció «con carácter general e indefinido».
Con el paso de los años, ambas pagas pasaron a ser de una mensualidad y, en el caso de la de verano, se cobra a finales de junio. También hay muchas empresas que prorratean las dos pagas entre las doce mensualidades.

Conclusión: «El origen de las dos pagas extras que perciben los asalariados en España, tiene su origen en una Orden del Ministerio de Trabajo del Gobierno del Generalisimo Franco, dirigido por D. Jose Antonio Girón de Velasco»

https://www.abc.es/economia/abci-cual-origen-paga-extra-verano-espana-201907190135_noticia.html