¿De quién es la patria?

«Hay que reivindicar el patriotismo civil»

¿Debemos amar a nuestro país?, ¿debemos llamarlo patria? El patriotismo no debe cederse ni a la extrema derecha ni a los nacionalistas. Hay que reivindicar un patriotismo constitucional que garantice una nación de ciudadanos libres e iguales.

Los populismos están resurgiendo en el siglo XXI como respuesta a un cosmopolitismo que subraya los beneficios de un mundo globalizado. Según ellos, el mensaje es bipolar y excluyente: si estás en el lado afortunado, podrás participar en proyectos interesantes en cualquier lugar del Planeta, conocer otras culturas y desarrollarte humana y profesionalmente en los contextos más propicios. Por el contrario, si has caído en el lado malo, como le ocurre a la mayor parte de la gente, sobrevivirás anclado a tu lugar de origen, tendrás trabajos monótonos con retribuciones a la baja y tu nivel de vida irá a menos. Alimentan así una brecha entre un cosmopolitismo de las élites y un nacionalismo de los pueblos.

En este contexto, los nuevos populistas (Trump, Le Pen, Orban, Bolsonaro, Farage y Maduro) izan la bandera de la patria como símbolo de resistencia a la globalización. Y han podido hacerlo porque las clases medias y bajas han sido abandonadas por unos políticos progresistas que las contemplan desde el desprecio por no haber sido capaces de adaptarse a los nuevos tiempos (Thomas Frank).

Leer el articulo:

https://www.heraldo.es/noticias/nacional/2018/12/01/quien-patria-1280609-305.html