Las cuatro ocasiones en que la Guardia Civil pudo detener a «Josu Ternera» y no le dejaron

La biografía de José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, alias ‘Josu Ternera’, está marcada por su carrera criminal dentro de ETA, a la que se incorporó en la adolescencia y en la que alcanzó la cúpula en los años 80, participando en negociaciones con distintos gobiernos de España y dirigiendo su aparato político.

Los últimos 16 años, hasta su detención en Sallanches (Alpes franceses), los pasó huido de la justicia española. De diputado en el Parlamento Vasco pasó a ser uno de los dirigentes clave de ETA en la clandestinidad.

Pese a las sucesivas ‘caídas’ de los máximos responsables de los aparatos de la banda -Mikel Albisu ‘Mikel Antza’, Franciso Javier López Peña ‘Thierry’, Mikel Garikoitz Aspiazu ‘Txeroki’, Mikel Karrera ‘Ata’, David Pla, Iratxe Sorzábal…-, Urrutikoetxea consiguió escapar a los servicios de información de España y de Francia, que durante las dos primeras décadas de este siglo XXI desarticularon una y otra vez las cúpulas y los comandos de ETA, hasta ponerla contra las cuerdas.

Al anunciar la detención, en el marco de la ‘Operación Infancia robada’, el Ministerio del Interior definió a Urrutikoetxea como “el militante de la organización terrorista ETA más buscado por los servicios policiales tanto españoles como franceses”.

Ciertamente, llevaba década y media en los carteles de terroristas más buscados. Las Fuerzas de Seguridad, especialmente la Guardia Civil, siguió su pista durante años por distintos puntos de Europa. Sin embargo, pese a tenerlo localizado, o bien consiguió escapar, o nunca llegó la orden (política) de detenerlo.

Italia, Alemania, Reino Unido…

Fuentes consultadas por Confidencial Digital desgranan las ocasiones, en estos años, en los que el Servicio de Información de la Guardia Civil tuvo localizado a ‘Josu Ternera’ y, pese a ello, no llegó a ser detenido. ¿El motivo? Unas veces, porque el dirigente etarra consiguió escapar en el último momento (lo que provocó sospechas de que recibía soplos); otras, porque no llegó la orden del Ministerio del Interior de detenerlo, o más bien, de solicitar al país en cuestión su detención.

“Supimos que se trató de un cáncer en un pueblo al norte de Italia, próximo a Milán. También le tuvimos localizado en Gales, en Escocia y en una clínica de Düsseldorf donde se recuperó de su enfermedad”, explican fuentes de la lucha antiterrorista.

Continuar leyendo:

https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/seguridad/veces-guardia-civil-pudo-detener-josu-ternera-hizo/20190516140841125287.html?fbclid=IwAR13rAcxeyGaZtmSPnYioB8e1ecz_WvaeEiG1NSKmJxYcBvq1z_NF8yx12E