«Yo te diré» y te lo contaré: Crónica de una expedición a Baler en el 120 aniversario de la gesta.

Puerta de Santiago (Intraamuros)

Parafraseando a aquel viejo cantor de ultramar: “A veces es bueno irse lejos para ver de cerca las cosas que, estando cerca, parece que están muy lejos”. Aforismo que describe en pocas palabras lo que hemos experimentado los 25 miembros de la Expedición “120 aniversario de la Gesta de Baler” promovida por la Asociación Nacional Últimos de Filipinas. Héroes de Baler”, que nos ha llevado a los confines de lo que un día fue “el limes del Imperio en el que nunca se ponía el sol” para recordar nuestro vigoroso pasado y en particular, para homenajear a aquellos soldados españoles: El Capitán de las Morenas y los cazadores del 2ª Batallón Expedicionario, al mando de los Tenientes de Infantería Alonso y Saturnino Martín Cerezo, asistidos por el oficial medico Rogelio Vigil de Quiñones, que hicieron gala del más alto cumplimiento de las viejas ordenanzas que demandaban: “El oficial que tenga orden absoluta de conservar su puesto, a toda costa lo hará” y soportaron un extenuante asedio de 337 en la Iglesia de San Luis de Tolosa en la localidad Filipina de Baler”. Dieron de esta manera un ejemplo de tesón, perseverancia y lealtad que se estudia en numerosas academias militares del mundo entero.

En España La Asociación que preside desde Barcelona Aurelio Calvo Infante ha venido promoviendo iniciativas para dar realce a esta efeméride. Ha organizando junto con el Instituto de Historia y Cultura Militar de Barcelona una exposición monográfica en el cuartel del Bruch, con ocasión del Día de las Fuerzas Armadas. Así mismo ha celebrado por adelantado el día de la Amistad Hispano Filipina con la presencia del Cónsul General de aquel país en la Ciudad Condal y ha canalizado la contribución económica para la erección de un monumento a los Últimos de Filipinas, obra del escultor Salvador Amaya, que se colocará próximamente en Madrid.

Pero el hecho singular del sitio de Baler y su conmemoración 120 años después, merecen una explicación y una pedagogía más allá de la mera narración literaria del evento. Les propongo, amables lectores, que me acompañen unos minutos cabalgando por la geografía y la historia – e incluso por la política – para poder saborear el sentido de las jornadas que hemos vivido en tan lejanos parajes.

 

CONTINUAR LEYENDO Y VER FOTOS.

https://www.elcorreodemadrid.com/historia/611528126/Yo-te-dire-y-te-lo-contare-Cronica-de-una-expedicion-a-Baler-en-el-120-aniversario-de-la-gesta.html