HÉROES Y MEMORIA. Como trata Francia a sus héroes

 Visité «Les Invalides», donde los mutilados en combate viven con sus familias en apartamentos sin que les falte de nada. Os juro que lloré, de pena, por ser español.
Francia es Grande. Siempre lo fue y hay que envidiarles. España es ruin desde hace mucho tiempo y es una desgracia que nos toca vivir

————————————————-

Heroes y memoria

Emmanuel Macron consoló a las viudas durante largos minutos de silencio sobrecogedor

Estuve ayer en Los Inválidos. Muchos turistas visitan la tumba de Napoleón, bastantes el Museo del Ejército. Pocos saben que en el Hotel que Luis XIV mandó construir en el siglo XVII están el gobierno militar de París, la catedral de los ejércitos e incluso un centro médico y una casa de retiro para inválidos de guerra, sus misiones originales.

El patio de honor tiene las dimensiones de un campo de fútbol y se ha convertido en el lugar en el que Francia honra a sus héroes. Cerrado por cuatro edificios, simétricos y sobrios, con dos niveles de galerías con arcadas, es idóneo para ceremonias solemnes.

Francia despedía a los últimos llegados a su panteón simbólico: Patrick Picque y Laurent Lassimouillas, comandos de la marina muertos en Burkina Fasso en una operación que liberó a dos turistas franceses (y a una norteamericana y una surcoreana), a punto de ser transferidos a un grupo yihadista de Mali.

Sus féretros llegaron a hombros de seis camaradas de armas embozados porque los miembros de esta unidad de superélite ocultan su identidad. Sonaban las gaitas bretonas, música que ha hecho suya la marina francesa.

Emmanuel Macron consoló a las viudas durante largos minutos de silencio sobrecogedor. Estaban el gobierno, los presidentes de las cámaras y dos ex presidentes, Hollande y Sarkozy. Diputados, senadores y miembros de los tres ejércitos. El pueblo saludó el paso del cortejo fúnebre en el puente de Alejandro III.

Macron dijo tres cosas en un discurso que, como dispone el reglamento, no recibió aplausos ni réplica a sus vivas a Francia y la República. Uno, aprovechó su elegía para justificar su orden de ataque: «La misión era difícil… pero necesaria». No ha habido controversia pero… Dos. Aviso a potenciales enemigos: «Francia es una nación que nunca abandona a sus hijos… los que atacan a franceses deben saber que nuestro país no cede jamás». Y tres, una reflexión que quería trasladarles: «En las grandes naciones y en los pueblos libres, los nombres de sus héroes no se borran jamás».

Continuar leyendo:

https://www.elmundo.es/opinion/2019/05/15/5cdaf909fdddff791c8b45a0.html